IDIOMA/LANGUAGE

Ésta es la historia de mi relacción con el mundo GNU/Linux.

De cómo escuché por primera vez la palabra “Linux”

Tux, mascota de Linux

Estaba en tercero o cuarto de Ciencias Geológicas (2001-2002). Por aquel entonces teníamos que cursar algunas asignaturas fuera de nuestra facultad. Coincidí, en una asignatura de biología, con gente de diferentes carreras, entre ellos un chico muy afable que estudiaba informática. Recuerdo que un día, cuando ya teníamos algo de confianza, le pregunté: ¿cuándo vais a inventar un sistema operativo bueno de verdad? Y me contestó: eso ya existe, se llama Linux. Era la primera vez que escuchaba ese término.

Empecé a buscar información al respecto. La verdad es que no entendía demasiado de dónde había salido Linux, pero era algo que me atraía.

Un paso en falso

Facultad de Geolodí (U.C.M.)

Por casualidad, unos meses después, encontré en un mercadillo de libros un ejemplar con una versión de Red Hat. Era un libro grueso, un buen manual, y venía con un cd con el sistema operativo listo para instalar. En el mercadillo costaba unos 3 euros, porque llevaba algunos años publicado. Era uno de esos puestos donde venden libros bastante baratos.

Unos días después decidí instalarlo en mi ordenador portátil. El libro traía instrucciones de la instalación con capturas de pantalla. Parecía fácil.

Sin embargo, el proceso de instalación se interrumpió en un momento dado porque el sistema no encontraba drivers para varios componentes de hardware del portátil. Entre ellos la tarjeta gráfica. Resultado: un ordenador que no arrancaba con ningún sistema operativo. Solución: formatear e instalar desde el principio con los cd's del fabricante. Daños: una semana y media de trabajo perdido que había que repetir. Afortunadamente esto ya no me pasaría hoy en día, ¡qué comienzos!

El que comprende sabe más que el que acierta.

La explicación a lo que ocurrió, en realidad, es sencilla. Y todo el problema fue fruto de mi desconocimiento.

En primer lugar, hay que tener copias de seguridad de la información antes de realizar procesos como la instalación de un segundo sistema operativo. También podría haber recuperado los datos de otra manera (sacando el disco duro del equipo, o con un Live CD) pero por aquel entonces de eso no tenía ni idea.

En segundo lugar, aquel cd de Red Hat no era un Live CD, es decir, no permitía probar el sistema cargándolo en la memoria principal del sistema antes de instalarlo. Por este motivo, me la estaba jugando al tratar de instalarlo directamente. Hoy en día eso no pasaría al usar un Live CD de las distribuciones. El libro de Red Hat que compré se había editado unos 5 años antes de que yo comprase el ordenador portátil. Por tanto, era imposible que ese cd contuviese los drivers del hardware de mi portátil, que salió al mercado unos 5 años después.

Así que, la culpa fue enteramente mía por no entender lo que estaba haciendo. Y por no tener copias de seguridad del trabajo que estaba realizando. O al menos, por no haberlas hecho antes de tratar de instalar otro sistema.

Con orden y paciencia

Después de aquel fallido intento de probar aquel misterioso Linux, un buen día, vi en un quiosco una revista temática de Linux (PC Linux) que anunciaba un curso práctico de GNU/Linux y Software Libre en fascículos coleccionables (aquella fue la primera vez que veía eso de GNU). Por supuesto compré el primer ejemplar, y tras ver el índice de contenidos, decidí que compraría los fascículos.

Portada coleccionable PCLinux

Aún tengo el manual encuadernado a mi lado mientras escribo estas líneas, con una distribución de GNU/Linux usando LibreOffice 4 por cierto.

Aquellos fascículos me permitieron probar una versión de Ubuntu satisfactoriamente en mi ordenador sin ningún problema. Y lo que es más importante, me permitió entender cómo había que hacer las cosas. O al menos empecé a entenderlo.

Desde entonces y hasta mediados de 2011 fui probando cosas nuevas en mis ratos libres. Muy a salto de mata. Es decir, a ratos, según me iba apeteciendo saber más cosas o cuando leía una noticia acerca de algún programa libre y quería probarlo.

Durante ese mismo tiempo mientras trabajaba en diferentes empresas del sector de la geología aprendí a manejar multitud de programas: paquetes de ofimática (de una forma más avanzada), editores vectoriales, Sistemas de Información Geográfica, programas para generar modelos digitales del terreno, etc.

Cierra ventanas para abrir puertas

Portada coleccionable PCLinux

A partir de la segunda mitad del año 2011 tuve mucho más tiempo libre, por desgracia. Aunque siempre me he mantenido estudiando cosas seguía teniendo tiempo, así que profundicé más en el conocimiento de GNU/Linux. En su origen, su fascinante historia. Y sobre todo, en sus aplicaciones en la administración pública y, por supuesto, en los sistemas públicos de educación. Por este motivo ofrecí impartir una charla sobre Software Libre en la Casa Joven de Segovia. A la charla acudieron unas 15 personas. La mayoría de ellas no habían oído nunca hablar de Linux, ni de GNU, ni de cómo el Software Libre puede ser beneficioso en múltiples aspectos.

Esa fue la primera de varias charlas que he dado. Algunas enfocadas directamente hacia el papel del Software Libre en la educación pública, que es dónde jamás habrá excusas razonables que justifiquen el uso de software privativo o, aún peor, su pirateo.

Un paso hacia adelante

IES María Moliner

Pocas semanas después, me di cuenta de que, tras años confiándole mis dudas a Internet, era difícil ahondar mucho más en el conocimiento de la administración de GNU/Linux. Así que decidí matricularme para estudiar un Ciclo Superior de Formación Profesional de Administración de Sistemas Informáticos en Red (A.S.I.R.) en un instituto de Segovia (I.E.S. María Moliner).

Después de dos años muy intensos estudiando, he teminado el ciclo con unas excelentes calificaciones. He obtenido una nota media global de 9,54 puntos (Ver certificado de notas).

Actualmente

El pasado 6 de mayo de 2017 asistí al Linux&Tapas en León como ponente con una charla sobre big data y privacidad titulada "El cuento de la gallina de los datos de oro" continuando con una labor de divulgación sobre privacidad con la que me siento muy comprometido.

Los proyectos que tengo entre manos consisten en la preparación de más cursos de informática, la realización de esta página web y continuar mi formación ampliando mis conocimientos, tanto en informática como en idiomas.

Además, continuo con el asesoramiento que ofrezco sobre distribuciones GNU/Linux y Software Libre con el que ya he contribuido a rescatar varios ordenadores antiguos y facilitar la vida a muchos usuarios domésticos. Si alguien quiere información en este sentido puede ponerse en contacto conmigo sin compromiso.

Actualmente tengo preparados varios cursos de GNU/Linux, Software Libre, licencias libres, recursos educativos libres y seguridad informática.

Para ver mi currículum completo, así como para cualquier consulta o comentario escríbame a mi correo electrónico: info (arroba) pablomarinero (punto) com

Por cuestiones de seguridad, principalmente para evitar SPAM, la dirección de correo ha sido alterada. Sustituya el texto (arroba) por una arroba y el texto (punto) por un punto y, por último, elimine los espacios en blanco.

Volver arriba

Créditos de las imágenes tomadas del exterior:

Linux text with funny tux face en openclipart.org

Sad penguin en openclipart.org

Bookworm penguin en openclipart.org

Imagen escaneada de la portada del coleccionable "PC Linux. Curso práctico de GNU/Linux y de software libre. Studio Press".

Wallpaper-gnu en wikipedia.org

Foto tomada de la página web del IES María Moliner